miércoles, 30 de diciembre de 2009

Vamos a por tabaco a Gibraltar

Entiendo que las mujeres hermosas se acerquen a los hombres gordos.

¿Qué más da el tamaño de un cuerpo para conseguir tus objetivos?

Los gustos son un invento.

Los gustos, mi niña, joden la economía. Y para qué vivir mal si podemos vivir bien.

Todos los pueblos se aburren de la misma manera

No he visto nada de lo que viví. Si hubiera sabido que no me querías. Ahora encuentro el comienzo de una ópera en cada colibrí. La niña tiene esos ojos tan negros como su futuro. Un beso tuyo no vale un duro. Si hubiera sabido que no me querías.

El transportista no encuentra la calle...

… y piensa… Todos los bigotes son sospechosos.

Sentado en un tren piensa...

Uno se está fumando el porro que a mí me falta. Ahora tienes que ser un guarro descarado para que las chicas te follen. Alguien debe decapitar a Melendi. Puto cretino. Lee el Marca, el único periódico que no dice mentiras, jajajaja. Otra vez llueve, pero esta vez hace más frío. Esa chica tensa las rodillas y se le quedan los pies de pingüino. Ahora comprendo porqué no puedo enamorarme de ellas. Decido bajar, y me encuentro a ese hombre, sin culo, con las manos en los bolsillos del pantalón, pelo mojado, frío monacal. Dice: “Si quieres podemos pasar un rato en mi habitación”. Y no sé porqué me da pena y acabo con su dedo dentro de mi culo. Los soldados estamos pegados a las balas.

Los silbidos de pascua

Ya nadie silba en la calle, por eso, cuando lo hago, causo desconcierto. Excepto a los argentinos, que, supongo, deben de tener incrustada en la memoria esta cualidad callejera, y, cuando me escuchan, se giran y dicen, sin pensarlo: “¿Vos no serás Argentino?”. Ante lo cual, me limito a gesticular negativamente con la cabeza, mientras la melodía continúa. Tantos y tantos argentinos se giran. Son pequeñas cosas las que se echan de menos.

El deporte

¡¡¡¡El deporte está en subir las putas escaleras, jodidos vagos!!!!

¿No será que ese pensamiento tuyo es, simplemente, una frase hecha?

Me gusta cuando te llevas el dedo a la boca, porque vuelves a una edad donde todo fue puro. Eso de las generaciones es un invento cochambroso, ridículo, antiguo, ya que todas las personas, tenemos vicios y virtudes. En cincuenta mil años, las bajas pasiones, que reglan nuestras vidas, siguen siendo las mismas. No es palabrería, está demostrado científicamente, por una anciana italiana, que, es muy probable, siga disfrutando de estar encerrada en su estudio.

Kathy Olivas (Pintora)






Raro



Te busco total

martes, 29 de diciembre de 2009

Era tan joven cuando...

Los recuerdos saben torturar el presente. ¿Cuánto hay que pensar? Roma pasta, Basilea reloj de cuco, Marruecos alfombra, Londres cabina roja, Lyon quesos, Berlín pinta de cerveza. No sé porqué, pero me gusta que los niños miren. Si no, este banco de madera se hace tan frío. Y ya no soy el de la foto.

The rain

Soy adicto a las segundas partes. En tu danza está la cuenta atrás. Noche y día, se marchan tan rápido. Es interesante que no sientas un pensamiento tuyo como parte íntegra de ti, de lo que representas. La salida y el regreso son siempre una lata. ¿Estarás en medio, Felicidad? O tengo que esperar a que el perro de Wislawa me ladre: “ Qué apuro y qué vergüenza. Tanto dinero tirado en el espacio”.

Ahora sirve para anunciar televisores

Danny Lyon (Fotógrafo)

No pongas los pies en el asiento delantero

Es lamentable la personalidad de las personas si estudias sus zapatos. Dale al hombre una oportunidad para odiar, y lo hará. Dale una oportunidad para amar, y buscará un excusa.

Un palo entre las piedras

¿La estupidez va a dejar de moverse?

Mi corazón y mi cabeza habitan un lugar que mi pene no frecuenta.

Las palabras son fantasmas

Tanta queja, sólo sirve, para que me dé un profundo dolor de cabeza. La honorabilidad se ha suicidado.

Una hostia y un abrazo para entrar en calor

Vas a sentir que te apagas, y que tienes la necesidad de decir una frase, que contenga el amor que perdiste, para evitar la desdicha, que te produce la muerte inminente. El final siempre es el mismo para todos. Una verdad que no se olvida, pero se destierra.

Borrosas

En la repetición ¿vive el conocimiento?

El paseador de perros

Sólo espera

Una mierda o un orín

Que pueda ver con sus propios ojos.

De vuelta a casa

Siente el dinero en el bolsillo

Y la alegría

De poder encerrarse

(En casa)

Para ver una película,

Mientras en el jersey

de polyester

Se acumulan los pelos

De un caniche.

Una batalla honorable (si eso es posible)

Todo lo que oye, flota.

Mientras que lo que escucha, se asienta en la tierra.

En cualquier momento, se puede echar a llorar.

Todo depende de una llamada telefónica. No le importa hablar del clima de su ciudad, por el simple hecho, de que, su única pretensión, es poder escuchar su voz, aunque no diga nada importante.

No sabe soportar el silencio, pero sí los golpes.

Un bombero hace su casa con sus propias manos

El tiempo mantiene su poder sobre mi cuerpo,

Pero ya le he arrebatado el poder que ejercía sobre mi cabeza.

La estúpida disciplina de permanecer

Mi cabeza dice que huele a su tortilla de patatas, y,

Mientras tanto, las manos intentan simbolizar todo el amor en un gesto.

Pero el recuerdo no se ahoga, aunque sea frágil y maleable.

Es una burla, preámbulo de la lucha que será imperecedera, al tiempo.

El dolor, ejercicio contaminado, que se borra, queriéndose a sí mismo.

miércoles, 25 de noviembre de 2009

Atardecer junto al campo de fútbol

Se imita hasta el fascismo

Viajamos en un tren donde siempre vemos las mismas caras.
El lunes es mi día favorito, porque todos sabemos a que hora nace.
Somos deseo, pero eso no sirve como excusa.
Todo lo que has comprado ya lo tenías.
Pon toda tu energía en una sola cosa; desaparecer. Como hace la costra cuando ha pasado un tiempo prudencial en la herida.

¿Por qué el oído es el rey y el ojo el emperador?

Te quiero para siempre… por ahora.
Desconozco lo que quieres encontrar en mis palabras.
¿No te das cuenta de que la ropa estrecha nació para admirar los músculos y la ropa ancha se hizo para ocultar la pistola?
Mientras veas, tendrás la oportunidad de observar la verdad pura, en un gesto. Hay tantos sordos con sus oídos en regla.

La escritura, punta del iceberg, que se ha hecho tinta

El ansia por continuar se manifiesta con el desorden.
Los pedos te aliviarán por dentro, pero a nosotros nos matan por fuera.
¿Tú crees que los perros saben de étnias?
Demasiada luz se convierte en oscuridad. Por eso, en la oscuridad pura, un rayo de luz se ve nítidamente, y me deja sentir una pequeña parcela de tu cuerpo en mi mano, aunque siga sin verte la cara.
Finge. Es lo que mejor sabes hacer.
Sonríe, aunque se te vean los dientes podridos, porque ya sabemos que el sistema sanitario no cubre esas imperfecciones.
Los fracasos y los aciertos son parte del personaje.
La subjetividad no puede considerarse una verdad absoluta, de ahí que LA HISTORIA sea un completo fracaso. Un invento hecho ficción, aunque nos digan lo contrario. ¿Ciencia? No me hagas reír, en todo caso, Ciencia ahogada.
Ves parte del camino, pero, sin compartir, el camino se borra con cada paso que das. No es bueno. Tampoco es malo. Simplemente, es.

¿No te gusta que mire?

Me aburro y voy a mirar con descaro tu crucigrama.
Esa palabra de ocho letras es libertad, y, conceptualmente, sólo es una ilusión.
La apariencia siempre nos pisa la cabeza.
No te quejes tanto, tienes lo que tu cobardía te ha dado.
Sólo te sorprendes cuando te tocan el dinero, y, eso, se va a acabar, tarde o temprano, se va a acabar.
El silencio, en este instante, no tiene la cualidad de ser tu mejor amigo.

China, mon amour

Lata en la acera

La línea recta determina la victoria

Lo que antes era verde, ahora es ladrillo. Nos gusta estar dormidos. Pero tengo claro que, alguien, en un corto período de tiempo, va a ser perseguido. No te conviene escuchar los aplausos, mientras sigas sin ver que, las videoconsolas y el papel luchan en un tren.
El espacio en blanco es el tiempo.
Lo más triste es que sólo somos películas.
La mente nunca podrá ser el alma, ya que, rechaza, frontalmente, al corazón.

Cuando estoy en mi habitación apenas me muevo

Todo depende del número de luces que enciendas.
La vida es dura si lo afirmas.
Un enorme pasillo con infinitas puertas.
Oh, cuánto tedio.
Lo barato pica. El corazón se acelera mientras el tren frena.
Todos los árboles son uno. Lo mismo ocurre con las personas, aunque tú no lo creas.
Los dedos no entran en calor, por no tener la oportunidad de verme en tus ojos.
Es agradable saber una verdad; que las palabras ocultan lo que somos.

Hay que vencerse a uno mismo, por ser el mayor peligro

Los padres son el gran desafío para los hijos, con tan mala fortuna, que muchos hijos van a dar contra un espejismo.
Párate, un segundo, y, piénsalo, porque creo que el rechazo es el arma que adopta el miedo. Sangras, pero toda herida se cura. Con saliva.
Se pueden aceptar las peores disciplinas argumentándolas con palabras. Hay que buscar la manera de no obrar.
Que sean los ricos quienes trabajen, que sean ellos quienes lo hagan y que con el dinero que nos han robado a todos nosotros, nos den la oportunidad de expandir nuestra mente, mientras estamos sentados, plácidamente, en un sillón.
Seamos indiferentes al deber… y a la utilidad.
La intuición sabe lo que nos conviene: La ociosidad es la madre biológica de cada pensamiento verdadero.

martes, 24 de noviembre de 2009

El final siempre será tu principio.

Porque dices lo que piensas, pareces diferente. Pero sólo lo pareces.
Que se abran las puertas y las ventanas y se quite el polvo de las alfombras.
Mueve el culo, nos harás un favor.
La verdad no se puede amarrar con palabras.
¿Por qué tenemos la obligación de sentirnos diferentes?Por ese motivo, se talan los troncos de los árboles.
Nosotros, estúpidos, borramos los senderos.
El principio básico de todo marinero queda destruido con un gesto innecesario.
Se nos da tan bien agachar la cabeza.
Por suerte, la ignorancia áun tiene cura.

¿El trabajo es un abuso que debemos soportar?

Todos quieren ser policías, pero, mis verdaderos amigos, prefieren ser ladrones. ¿Por qué se tiene miedo a no hacer nada si es el estado más saludable? El amor se gasta como un bolígrafo. Las palabras silenciadas son las más sabias, pero, dependiendo del momento, también tienen la capacidad de ser las más cobardes. Nada se mueve, aunque lo parezca.

Fumador empedernido

Sólo fumo en momentos de soledad.

jueves, 19 de noviembre de 2009

martes, 17 de noviembre de 2009

lunes, 16 de noviembre de 2009

Under a good sign

El deseo es un cuerpo extraño que vive en un cerebro podrido

El porqué de este engranaje no es tan importante como descubrir que ésto sucede. La compasión ahuyenta de forma misteriosa al egoísta que todos llevamos dentro. Cuando dejas de amar, comienzas a consumir. Da igual relaciones personales o yogures, porque, a día de hoy, ambos tienen fecha de caducidad. Lo que en realidad nos mueve es fácil de descubrir: sexo y dinero. La verdad suele ser más oscura que una sombra.

viernes, 30 de octubre de 2009

jueves, 29 de octubre de 2009

En blanco y negro

Hoy he visto un cartel cuyas palabras formaban una frase que rezaba lo siguiente: "DIOS TIENE SIDA".

martes, 20 de octubre de 2009

martes, 13 de octubre de 2009

¡Hay muerte después de la vida!

No hace falta que sigas simulando que amas y deja de consumir para sentir satisfacción en esta vida de tantas curvas. Con mi supercámara puedo registrar los ojos de aquellos que no miran. Aparentemente, mis zapatillas están en el asiento trasero del coche de una chica que no conozco. ¿Podemos registrar tu pesadilla en vídeo? En realidad, lo que me apetece hacer, de verdad, y por lo he venido es… a mirar. Amigo, esta casa te encantaría, está rodeada de hermosos lagartos. Algún día no escucharemos los instrumentos. Reconozcamos que nos encanta hablar de los demás. Y que disfrutamos mucho cuando vimos como un niño tenía como mejor amiga a una serpiente cobra.

Hace que un salto parezca diferente

Descarnada y simple como una cuchilla de afeitar. ¿Para qué demonios existe el hombre? Ojalá se abran del todo los ojos. Escucha, allí, detrás, en la selva, una frase se alza y dice lo siguiente: “Los fuertes son aquellos que carecen de pasión y orgullo”. Su nombre prefiere no ser recordado. Es un invento maravilloso el misterio. ¿Puede que el alma sea igual que una tuerca?

El trampolín más alto del mundo

Quiere que le lea la mente,

porque el mechero no funciona.

Y los adioses se hacen eco.

Un arañazo

El brillo. Ambiciosa estupidez. A las canoas se las suele comer el río. Que la concentración se la queden los monjes y los deportistas. El amor verdadero no tiene nada que ver con la fatalidad. La tormenta siempre se marcha. Me alegro tanto de traer sólo pobreza. Hacia ti, van los besos y hacia ti, van los golpes. ¿Qué significa para ustedes breve? Lo llaman hogar, pero no suelen saber lo que dicen. No debes evitar las contradicciones. Es lógico que obedezcas órdenes mientras intentas encontrar la salida.

Veo a un hombre salir de arenas movedizas

Ahí delante hay una valla y detrás un pozo y un camino. Puede que eso sea la esperanza. Después, la misma sintonía, cargada de malas noticias. La violencia está detrás de todo. El moscón choca constantemente contra la viga de madera. La mafia destruye el ozono. ¿Por qué no rinden los trabajadores españoles? Habrá que pensar en los goles de un equipo blanco. Escuché, llegué, me senté, y no consumí nada. Pensé en el viento, mientras estaba sentada en la sombra de un aligustre. Ese hombre, chasqueó la lengua y sacó el jugo de la ciénaga de una muela. Colombia está en mi sangre, no necesito verla en las calles. La carne huele. No sé qué debo hacer con tantos nudos. Cara morbosa, manos de niño. Será mejor que rechaces el paseo en barco. Vas a pensar sí, para acabar diciendo no. Una mujer con inquietudes al lado de un hombre al que se le ayuda si no le ponemos un adjetivo. A los curiosos, larga vida.

Cuando mientes dices tantas verdades

La falsa clase media abonará la tierra. Anoche pensé que lo mejor sería que desapareciera el dinero. Puede que nos afecte una enorme sequía. La tierra medita su venganza. La verdad parece una loca gritona con enormes disparates en el pelo. La almohada no es especialmente cómoda. ¿Sabes cómo se pela una manzana? Si quieres soltar el dinero te prometo que no te escocerá.

Bajan los precios

Con la crisis se llega al acuerdo de no publicitar los robos en establecimientos de todo tipo. Las empresas guardan silencio. Ladrones del mundo, uníos, ha llegado el momento de vivir en plena conexión con el anonimato.

Sobrevivirá la realidad más precaria

Dicen más verdades mis silencios que tus palabras. Las voces graves se imponen hasta que detona un grito estridente. Hay niños que no son ángeles. Tengo suero para darte. Deja de retener la garganta. Las reinas se fueron. Imágenes de disparos sin sonido. El colectivo ha muerto y a partir de ahora ganará el que aguante más el tirón. Tendrá poder aquel que sepa hacer crecer una semilla en la tierra.

No sufres, porque ya no esperas sus llamadas

Te quiero para siempre, por ahora. Una sucesión de montañas grises son tus pensamientos. Ser viejo parece ser como una cáscara de pipa. Llegó el desconcierto con el silencio de una ovación. Elton cantando otra vez la misma canción. Me gustaba más cuando era un borracho simplón. Es posible que ya no queden ventanas de emergencia. Te lo mereces. Siempre te adelantas a mis pasos. Es malsano. Me voy, he de comprar unos zapatos. Hacen buena pareja Millán Astray y Ágata Lis. Los hombres son portadas y las mujeres contraportadas. No le dés más vueltas, así es como gira la máquina. La impaciencia se guarda en un puño cerrado. Eres gordo por perezoso. Hijodeputa, tengo un problema de tiroides. Eso es lo que dicen todos. Hace ya mucho tiempo que los padres dejaron de ser responsables de sus actos, y lo demuestran sus hijos. Lo que vemos por la ventana es un paisaje que llevamos a la ruina. Los límites están llenos de impostores. El futuro perfecto sería sin Historia. Señoras y señores, ayúdenme, no tengo para comprar pañales para el bebé, ni leche, ni papilla… Muchas gracias por no hacer nada, y que Dios les pague por su falta de oído.

Ella sabe...

Se cruzó con un hombre que le hizo una pregunta y ella no sabía que existía una respuesta clara. Piensa si quieres, pero el resultado no puede cambiar nada. Las palabras abanderan el sinsentido de los hombres. La perfección es una mentira. Y más, ahora que veo tus ojos. Ya estoy casi segura de que tus manos de policía van a acabar con mi vida.

En mis manos tengo una tarjeta que debo gastar

Un desierto árido de nieve y abrojo. El misterio no se puede computar. A lo máximo que podemos aspirar es a vivir sin trabajar. Si sabes lo que cuesta por qué preguntas. Huellas de zapato en el hielo, murió mientras caminaba por la montaña buscando frases. Me pregunto qué es lo que he vivido cerca del mar. Los hombres son colillas y las mujeres un cenicero y cientos de perros abandonados deambulan, sin hacer ruido, por las carreteras. Los ojos tuertos también se cambian. No sirve la lectura. La esperanza es un instante, donde pueda oler cada centímetro de tu piel. La sabiduría es todo aquello que se ha ido. Volvamos al principio, si es posible. ¿Hay placer más saludable que negarse a contar? Ninguna fotografía está cualificada para escucharte, así que puedes dejar de hacerlo, no hables más con esa cosa en blanco y negro. En la punta de los dedos me llevo el sudor de tu espalda y, aún con esas, no me quedo a gusto. Pondré un cero en la tarjeta de salida; voy a comprar esos pantalones que, cuando salga de la tienda, nunca más volveré a ver. Tal vez sólo lo hago para saber que pertenezco a la historia.

¿Crees que un amor para toda la vida está en no saber?

La felicidad matrimonial duró el tiempo que necesitaron para encontrar todos los restaurantes cerrados.

Ponte las gafas

Los truenos llegaron como disparos del cielo. No tengo sensaciones cuando observo que tus deseos se hacen realidad. Desde la casa podían verse las llamas. Y ya sólo había confianza en una lengua de lava. Algunos hombres viejos soñaban con ser Pompeya. Parece que en los márgenes encuentras el silencio. La tinta tiene una forma incierta, mientras el ojo te engaña, ¿cómo puedes confiar en la experiencia? Un gesto de amor debe ser vanguardia. Por eso, en las manos, sólo necesitas cuatro dedos.

Un nuevo medicamento que no pueda vender un farmacéutico corrupto

¿Sabes qué?

Dime.

Hoy he pasado toda la mañana pensando que vivimos de dar pena y nos encanta.

Terrorismo sentimental, ¿verdad?

Eso es, terrorismo sentimental.

¿Y qué podemos hacer?

Algo simple, desenmascararnos.

Si lo hacemos hacia nosotros mismos y luego hacia los demás, que sepas, que algún estúpido ignorante (por muchos conocimientos que atesore) te llamará pesimista, mal educado, prepotente, o cosas peores, como por ejemplo, que tendrá la paciencia suficiente para ver tu cadáver pasar por delante de la puerta de su casa.

¿Sí?

Dalo por hecho.

Jajajajajajajaja, seguro que eso ya me ha pasado.

¿Y qué piensas hacer?

No lo sé, no lo he pensado.

Pues cuenta conmigo.

Gracias.

De nada.

Tal vez, lo siga haciendo porque considero que la autocompasión te vuelve idiota. Y algo me dice que podemos obtener algo mejor.

Ahhhhhh, que conste que no soy médico, pero, algo, dentro de mí, me dice que, siguiendo esta técnica, podemos erradicar el cáncer. Puede ser una tontería, pero lo pienso.

Silencio.

¿Sabes qué?

Dime.

Lo mejor sería… no hacer nada, porque el ser humano está podrido. Intentar cambiar la locura te convierte en un loco.

Pensaré en ello, lo prometo.

Además, los árboles podrían seguir creciendo.

Jajajajajajaja, qué importa hacia donde vaya el avión, si al final, tendrá que aterrizar.

Ayer

Ayer, mientras cenaba una ensalada de garbanzos y echaba un ojo al telediario (un ferry se había hundido en el centro del mar entre dos costas) me di cuenta de que, habitualmente, no escucho a nadie que esté diciendo algo contrario a lo que pienso. Y estoy seguro de que a ti te ocurre lo mismo. Porque tú y yo estamos infectados por el deseo.

Pensando en que, al final, todo es una ilusión óptica

El agua de lluvia ha llenado el cubo de la fregona. Qué chorrada, alguien acaba de decir que una mujer que se arrepiente nunca será recordada. Has dejado de ser un secreto y ya no me convienes. Mañana será el mismo día. Pensamos que vivimos y lo único que hacemos es recordar el pasado, mientras vamos cayendo, lentamente, hacia el final de nuestros días. Triste forma de proceder. Todos aplauden y no saben porqué.

¿Por qué te duchas con el bañador puesto?

Piensa lo que quieras. Otra cosa es que aquello que piensas sea lo correcto. Por mucho dinero que te gastes en el coche, tienes que tener en cuenta que resbalará en el hielo. No es elegante que arrastres los pies. Pasan los años, y la pareja acaba vistiendo de la misma forma. Rápido, bajemos a la calle. ¿Qué hacemos con la caja? Échala al fuego. ¿Y con el alma de este señorito? Guárdala en un bolsillo hasta que yo te indique. Joder, tiene un culo tan fantástico que no me extrañaría que pudiera sacar petróleo. Con once años empezó a hacerse pajas y con doce a fumar porros. Tranquimazín, Rophinol, madre de luto, por un hijo que se duchaba con el bañador puesto. De fondo, suena una alarma, pero la neutraliza el canto de miles de gorriones que vuelan en desbandada.

Sólo tú, pones el cuello en la guillotina

En un uniforme de chico vive una chica. El trabajo empieza mientras esperas el tren. ¿Todos los días son iguales? La razón no puede hundir al corazón. Hay tantos prejuicios que la espontaneidad ha muerto. Acabo de ver a dos borrachos intentando abrir una ventana, pero dentro de un momento este recuerdo un instante será. ¿Por qué ocupamos posiciones contrarias? Necesitas nadar en el mar. Oraciones como olas. Un anillo de casado que signifique un ladrillo más en un falso muro. El Corte Inglés no puede faltar a tu boda. Mejor será que no conquistes ni el placer ni el sufrimiento, porque es la misma bocanada de aire llena de ceniza.

miércoles, 30 de septiembre de 2009

No luches, niña

¿Cómo puedes decir que yo tengo la culpa si ni siquiera sé lo que significa la palabra culpa? Me aburres tanto. Lo imaginaba. Las púas del cactus se han clavado en la piel. Un anuncio pone el mismo nombre a todos los perros. Venga, va, dime, ¿qué órgano del cuerpo se alimenta de quejidos y lamentos? No usemos con tanta facilidad las palabras. Un gesto, de amor, que anule tu vocabulario. Llega la calima y va a arrasar con todas las flores. No voy a rezar por todos los pusilánimes, sólo me interesan los árboles. Tus venas, cariño, se parecen a los túneles de un hormiguero.

martes, 29 de septiembre de 2009

Mensaje escrito por un vampiro

Esclavos del deseo

Repetir, repetir, repetir, repetir, repetir, repetir, repetir, repetir, repetir, repetir, repetir, repetir, repetir, repetir, repetir, repetir, repetir, repetir, repetir, repetir, repetir, repetir, retepir, repetir, repetir, repetir, repetir, repetir, repetir, repetir, repetir, repetir, repetir, repetir, este es el verbo primordial que compone nuestra vida, repetir, repetir, repetir, repetir, repetir, repetir, repetir, repetir, repetir, repetir, repetir, repetir, y la verdad no se haya en esta disciplina. Tal vez, la verdad se encuentre, en la única palabra que tiene una composición diferente y que, para suerte de todos, no significa nada.

Los viejos pasos se pierden y otros nuevos se escuchan

La seguridad no la vas a encontrar perpetuando tu nombre con un hijo. Aborta, este mundo no necesita más egoístas. Impulsos, salidas equivocadas, una falsa luz que ilumina la nada, los dedos no se pueden estar quietos, siempre acumulando, sacude las caderas porque es importante que se mueva el alma. Piensa en el sufrimiento de un niño abandonado antes de crear una nueva pesadilla.

Interpreta lo que quieras

Nuestras opiniones hacen tanto daño, por eso nos gusta construir el infierno en la tierra. Si buscas el peor sitio acércate al paraíso, está edificado con huesos, piel y grasa bien repartida. ¿Has pensado seriamente en las cosas que no eres y que crees ser? Me aburren tanto los discursos. Siempre piensas lo contrario de lo que dicen tus palabras. He mentido, como todos vosotros. Es tan deprimente llegar a ser el mejor. El dinero sabrá cómo hacer de ti una mala persona. Si eres rico y puedes vivir sin hacer nada, por favor, no fundes una ONG.

Diálogo entre dos cafés con hielo

Se nota que has viajado mucho.

¿Dónde lo ves?

Es simple, cuando otros no paraban de hablar del asunto, tú guardabas silencio.

Se fue diciendo que no le quería

¿Cuándo te vas a dar cuenta de que la mezquindad te impide ser generoso? Nada de lo que inventas se parece a la vida. Cada palabra nace de una mentira y no se trata de pesimismo. ¿Ya has vuelto? Nunca me fui. Los mismos que hoy dicen que te quieren, mañana te vapulearán. Y si pienso esto, puedo descubrir que, yo he hecho lo mismo.

Adivina el lugar de la abstracción

Tanto sol en blanco y negro

¿Para qué sirve limpiar los cristales?

Llega un hombre y dice que tiene el cuerpo separado en dos partes y que sólo el amor puede pegarlo. No tienes que contar nada que no quieras. Mucho mejor. ¿Estás más contento? No, simplemente estoy más cómodo. Eres un peligro, ¿lo sabes? Soy consciente de que te gustan los locos. Entonces, ¿puedo acompañarte? No esperaba menos de ti. Tengo una duda, ¿tú puedes explicarme para qué sirve limpiar los cristales? Supongo que para que puedas ver que antes del miedo existió una sonrisa.

Sobre la vida y la muerte

La lectura es el opio y la escritura la mejor clínica de desintoxicación.

Que no se nos olvide

Dejen entrar antes de salir

Respetemos el turno del silencio. Ponte encima y haz lo que quieras. Me gusta tanto que nos vean. Sólo necesitas un minuto para sentir si estás vivo o muerto. La lluvia ha hecho desaparecer la frase que escribí con tiza en la pared. El perro tiene un trauma; le asustan los cohetes. Dime lo que quieras, que yo sabré lo que debo escuchar. ¿Quién ocupará la silla vacía? Hoy, el sol, parece que se ha quedado ciego. Pitonisas y banqueros nos venden un falso futuro. Es posible que si me voy a nadar todos los días se me ocurra una buena idea. Ha convertido su bigote en dos mecedoras para ladillas.

Basura en el corazón

Borrachera

Que llueva y la tierra huela

Deportistas y poetas valoran los segundos, las centésimas, las milésimas, por motivos diferentes. ¿Compras siempre la misma camiseta? Estoy en tu calle y no sé lo que hacer. Es fácil pensar que te quiero, pero a mí, lo que me gustaría, es demostrártelo. El trabajo anula el miedo, al menos durante ocho horas. Las revistas gays están escondidas en el fondo de su armario: No quiere que las descubra su mujer. Él se fue sin haber llegado. No hagas caso de aquellas mujeres y hombres que te dicen que no puedes ser un eterno adolescente. Te acepto como eres porque tengo la intención de cambiarte. Extraña expectativa. No sientas pena por mí, es una estrategia de mi cerebro enfermo para atraparte.

Quedó en nada

Te imaginaba perfilando la tierra, delimitando el espacio en cuadrículas, encontrando monedas y huesos del pasado, inventando la Historia. Eras el responsable de crear pseudociencia en nuestro pasado ficticio. Me gustaba escuchar tu voz, mientras imitabas la dulce expresión de un campesino, porque, de esa forma, conseguía olvidarme de mí mismo.

¡Ocasión! Se vende...

Es trágico que los niños blancos ya no jueguen en la calle. Hagamos causa común, porque siempre perdemos los mismos. Es tan fácil encontrar un disfraz. Autopistas de vacas, bosques de grúas. ¿Y si surge el amor? A todos nos mueve el interés. Las yemas de los dedos se queman y no levanto ninguna viga maestra. Que hibernen las palabras, ya que no sirven para nada. La mente piensa, pero la mano se niega a escribir algo que sabe, a ciencia cierta, que es mentira. Abandona todos los conocimientos innecesarios, para que el sol te acompañe. No puede ser tan difícil ser tu amigo. Ven, no te niegues. Sí, ya lo sé, hablo y hablo y hablo, para evitar que te fijes en mis manos temblorosas. Recibe mi más cordial enhorabuena, es preciosa tu boca.

Unrelámpagoenlaoscuridad

Micabezatiendealnorte.

Entresueños,

descubroquelastortugassonpiedrasquecaminan.

Levantemos el corazón

Tiene tan poca fuerza como una linterna a la que se le acaba la pila. El pez se traga la ceniza. Al final, no queda más remedio que admitir, que todo fue un despropósito.

lunes, 28 de septiembre de 2009

El ojo del amo engorda al caballo

Puede que tengas razón cuando dices, tajantemente, que no sé nada. ¿Es eso algo tan malo? Quédate quieto y tus ojos verán otras cosas. Vamos a pasear al perro, pero que no se te ocurra dar de comer a las palomas. ¿Hay algo más salvaje que una caricia? No hay nada que celebrar y me alegro tanto. Vienen más escombros. Ese hombre huele a dos kilómetros de distancia y descubro que una parte de su cuerpo es como un barco hundido. La gente guapa está en los aeropuertos. Cuando me asomo a la ventana los lagartos salen huyendo. ¿Hablas español? Sí. Perdona, ¿nos puedes ayudar con dinero para ir a Asturias? Acaba de llegar y da besos a todo el mundo, menos a su mujer. Colección de despropósitos. ¿Por qué el corazón se convierte en un trasto viejo cuando adquieres un compromiso? Próximo tren por vía uno no efectuará parada. La mejor forma de anular la libertad es arrancarle el rostro con un burkha o saturarlo con múltiples capas de maquillaje. A veces, occidente y oriente se convierten en la misma mierda con formas diferentes. ¿Por qué la publicidad oprime a las mujeres gordas y a los hombres que pierden pelo? I wanna get high all day. Las faltas no se corrigen con la experiencia, todo lo contrario, se perpetúan. Parece ser que hay huecos secretos donde no llega el plumero.

No es nada personal

Abres el buzón y vuelves a presenciar como los únicos que se interesan por ti son los bancos. La trompeta cansa y por eso bebo cerveza. Hay que acotar las mentiras del amor, porque pasan los días y vivimos en el engaño. Nos da miedo ver, de verdad, a la persona que tenemos a nuestro lado. Aunque, en realidad, lo que más miedo nos da, es vernos a nosotros mismos, de ahí que nos convirtamos en dictadores y deseemos traer hijos a este mundo putrefacto. Llama cuando llegues, aunque no signifiques nada para mí. Por suerte, se cuela la luz entre las hojas del árbol. Espuma en la boca y luego dicen que hacer deporte es beneficioso para la salud. Deja que las hormigas trabajen y que una avalancha de negros te invada el culo. Siempre hay salida para la furia, sólo tienes que reconocer que es parte de ti. Seguro que vamos a encontrar el abrazo verdadero, porque existe. Madre, deja de compararme. Tienes razón cuando dices que los intelectuales te ponen enfermo. Lo siento, pero no podemos arreglar tu cara. Que yo sepa un matadero no es una discoteca, ¿o sí?

¿Por ti yo me quemo?

¿Qué me das por contarlo? La Historia verdadera no está en los libros. Bendice esa tripa como yo lo hice en su día. El mal no tiene color, pero sí tiene forma. Abre el paraguas, para que lo seque el sol. ¿Existe porque piensas en él? La música truena y los gritos invaden el salón; has perdido comprando esta casa. Hombres, ¿por qué os asustáis cuando una mujer os desea? Vas a acabar derrotado, como un nudo de corbata después de una boda. Te dice que no quiere tener un hijo, lo repite con insistencia, pero no lo creas, miente. Después te dirá que hagas el favor de cortarte las uñas en la terraza.

Hablan los dioses

Fachada roja sobre fondo gris

Bendito verano de lluvia

Un hombre espera...

Se nos va el tiempo sin improperios y lo único que saco en claro es que la hierba también crece en el cemento. Dile a cualquier persona que te encuentres por la calle que tiemblas, como todos lo hacemos cuando el miedo se adueña hasta de nuestra sombra en la pared.

Abuelita, no me dejes solo

Que suenen las palmas

Hay que solucionar las diferencias, pero el mejor método no es el combate cuerpo a cuerpo. La piel cambia, entonces, ¿qué te hace pensar que tú no puedes hacerlo? Hace tanto tiempo que las canicas se han quedado atrapadas en la caja. Nos abren los brazos, y es tan fácil rechazar el ofrecimiento. La silla sigue vacía, suspendida en el aire y el funambulista, como siempre, no aparece. Mis palabras son lo que digo, otra cosa, bien diferente, es que esté de acuerdo con ellas. Hay una especie de pino que nunca se quema. La noche me ha traído el recuerdo de tus labios gruesos, mientras un diálogo chino me ha susurrado en los oídos algo que no soy capaz de entender. Calamidades. Espero que venga pronto el cerrajero.

El nadador

Muchas gracias por enseñarme a destruir el tiempo, otra cosa es que tenga la capacidad de hacerlo mientras braceo dentro del agua. He venido a verte con una rica merienda, te espera entre las piernas. ¿Dónde están jugando los niños? Coches limpios y conductores sucios. El prestigio es algo tan aburrido. La descendencia cantará para ti arias enfermas. Escribirte un poema no significa que esté enamorado, ¿has ido al podólogo? No intentes volar, es preferible que te quedes con nosotros. Ojalá, el deseo se resumiera en una llama que, con un solo soplido, haces que desaparezca. El alma pasa de largo, sin besar tus manos. Si nos abren los brazos, ¿qué más podemos pedir? Ni te miro ni te hablo, pero nadas en mi lago cerebral y estás a punto de ahogarte.

miércoles, 1 de julio de 2009

Fin

Venimos a saludar a la señorita Alambre, aquí le presento al señor Alicates.

Hombre al final del camino


Tras larga pausa... volvió a comunicarse con agitación

La solución suele ser un pensamiento mal encauzado. Cadencia malhumorada que impide el grito. Sólo los salvajes conocen la libertad. Este betún va a dejar muy relucientes tus zapatos. Me ciño a tu espalda para saborear el olor de tu esfuerzo. Fedor ha venido para quedarse. Un hombre que no tuvo miedo a ser hombre, ni mujer. Echo de menos dormir contigo, aunque no lo haya hecho nunca. Recuerdo la ingratitud de un pantalón bajado a medias. Los nervios no se van a templar recurriendo a tu pasado. Siempre inventando, qué tortura. Olvida la Historia, porque sólo trae problemas.

No sabes lo que pierdes cuando desconoces lo que ganas

Los animales domésticos se llevan el cariño de las personas, de ahí que odies a tu vecino. Eres muy inteligente, pero no te molestes en demostrarlo. Acabo de ver un rompehielos ruso que no tiene trabajo en la Antártida derretida. Salvad cuanto queráis porque voy a quemarlo todo. Baila, demuestra que tienes los pies de oro. Haz un esfuerzo para que la ceniza del puro no tiemble. Los gatos se arremolinan en los bajos de los coches, aprovechando el calor de un motor recién apagado. Imagina al lexicógrafo que compuso la gramática de los jeroglíficos antiguos, al centinela perenne de tus sueños, al abrigo que te aísla del viento. ¿Te sudan las manos? Haz que paren de ladrar los perros. El canto de los pájaros comunica la desbandada.

Tic-tac tic-Tac

Si lo pensamos bien, todas nuestras palabras carecen de interés, están totalmente muertas, pertenecen al pasado. ¿Te asusta todavía el crujido de las ramas en las noches de luna llena? Tengo que volver allí, solamente se tienen los unos a los otros. Las calles sucias son para los pobres. El tiempo debería ser una pausa perpetua. ¿Tus amistades se miden por las llamadas telefónicas que recibes? Se supone que somos libres. La música de un piano sale de la radio y se mezcla, con naturalidad, con el canto de un pájaro. Está segura de que el tiempo no borra nada, sólo lo oculta. Pensando en lo que haremos y que nunca hacemos se consume la piel de nuestro cuerpo. Juegos de manos, prestidigitación e ilusionismo. No hay día que pase que no vea un cartel de Coca-Cola. No mires tanto… y tócame.

Tu cara en una puerta


Sinceridad

He pensado que nunca te voy a olvidar, ¿y tú? Yo he pensado que ya te he olvidado. ¿En esta parada no hay un autobús que sea puntual?

Mundo ciego

Con la misma regularidad que los hombres van a la sauna, sus mujeres van a la peluquería. Contenedor de escombros. Ella dice: “Prefiero que seas tú quién me lave el pelo”. Él dice: “Hubiera sido un privilegio habernos conocido rodeados de pintura rusa, en vez de estar aquí, con tanta humedad, haciéndonos una paja”

Oh, my god


Torbellino

He llegado y no hay nadie esperándome. Esta mañana el sol invitaba a quedarse en casa. En la parada de los tristes encontré en la prensa a un animal que devoraba tu boca, un disco rayado, placenta en la esquina, saliva muy fina, pensando en lo mismo, lugar sin encanto, mirada felina, tu mano danzando, los toldos bajados y la firme convicción de que para avanzar has tenido que despedirte de todo aquello que has comprado.

Conversaciones en la sombra

La lluvia está cayendo sobre el papel y derrite las palabras de tinta. Tengo unos dedos que odian a sus uñas. Y un pensamiento que se recrea con unos cuantos viejos haciendo ejercicios físicos en un parque destartalado. El tronco de un árbol ha sido arañado con un graffiti y un hombre que pasa a su lado dice que ya es hora de que regrese el tiempo donde se cortaban las manos. Es curioso, hace poco asistí a un entierro donde nadie lloraba. Está claro que todas estas palabras no sirven para nada. No puedo verte todos los días. ¿Por qué? Porque me obligas a afeitarme y además me dejas el agujero del culo tan grande como la tronera de un billar. En la inmensidad sólo existe una línea. Con lo fácil que es cogerse de la mano. Lo más difícil es que el espejo olvide tu cara.

¡Mira! Tiemblan las palmeras

Descuartiza los segundos con un bostezo. El polvo vive en todas las esquinas y las palabras no radiografían el alma. ¿Dónde puedo encontrar a los monstruos? No sostengas nada que te agote, porque tu corazón tiene fecha de caducidad. Trabajo para una señora que viste siempre de negro y, por suerte, no pago alquiler. El menosprecio es nuestra arma favorita. No imagines nada, o mejor aún, hazlo, imagina todo, para darte cuenta de una vez por todas que la razón no vive en tu cabeza. Los abuelos entienden el presente; recordar el pasado les duele y lo evitan… y el futuro, está claro y huele; la muerte.

Un columpio que mover

La vida, no se cuenta en las películas. Suplico a mi cerebro para que olvide el valor del tiempo y que una fregona no lea nuestro futuro inexistente.

Una patada de Cupido

Eres muy guapa, pero mascar tanto chicle no te va a abrir las puertas del cielo.

Es preferible que nadie se acuerde de mí

Me quedo mirando en la pantalla, el detalle: El agua se ha olvidado de las fuentes y los pasos crujen como grillos mientras esa persona pisa el suelo sin estar convencido. ¿Qué esperas hacer sin deseo? Vivir. No hace falta recoger la mesa, sólo súbete los pantalones, viene mi marido. Se va a llevar el olor de su colonia y el sabor de su lengua, pero nada de lo que él ha dicho permanecerá en su recuerdo. No siente los besos que le ha dado. Duda de su sonrisa. Y la enfermera me pide que no eche más monedas en el agujero.

Supermercado

Van a producir un concurso para muertos. La respiración es un desafío y tu corazón no suena. Espero que no vuelvas pronto a casa, que los perros ladren en tu oreja, para debilitar tus defensas. Si siempre dudo, ¿qué futuro hay para mí? Simplemente, descubre en qué habitaciones te escondes. Da muchos besos a los niños y, recuérdales, que me marcho para talar todos los árboles. Vales mucho, vales poco, ¿qué más da lo que vales? Por tu seguridad no te lances a la vía del tren. Por favor, no quiero acabar tirado en la calle. Un matadero que se sirva de los abogados. Cuando sientes prepotencia se te pone cara de idiota. Vales menos que un paraguas abandonado en un día de verano. Es normal que tus manos no sepan fabricar algo duradero. No lo intentes, es imposible comprar cosas mágicas. Ya lo sé, por eso he dejado de esperarte. Por favor, pasen por esta caja, manteniendo el orden de la fila.

¿Quién os ha pedido que me defendáis?

No sé si lo tienes claro, pero a él le ha crecido el culo y ella me mira. ¿Te has fijado? En el patio hay tres niños que quieren ser negros, hablan como ellos y visten como ellos. El pájaro tiene el valor de aterrizar en su sombra. ¿Tendrá la valentía de no amoldarse a la costumbre? Frente al espejo, el hombre se corta los pelos de la nariz, con la confianza de aquel que no se siente observado. Los policías se aburren y no hacen el amor como les gustaría, por eso registran siempre a los mismos; piden a unos magrebíes que tiren los teléfonos al suelo. Ellos, sin violencia, dejan los aparatos encima de un banco de hormigón, pero, la policía lo considera una ofensa y los tira bruscamente. Se rompen. Uno de los policías les susurra al oído algo que no escucho y yo, desde mi ventana, pienso que en el hueco de un murmullo no hay espacio para amarse.

Resumen de una sonrisa educada

Llegaste cansado, agotado de tener que ofrecer una imagen segura de sí misma, cuando lo normal es que en tu cabeza la duda flote. Disfrutamos de una limonada, tu espalda contra la pared, mientras tu rostro contenía las luces y las sombras de una farola. El reloj manda. De regreso, a mitad de camino, me dijiste si tu cara parecía más relajada, a lo cual respondí que sí. Me miraste con dulzura y sonreíste. Entonces, como de la nada, al final de la calle, apareció tu exnovio con su pareja. Hicimos un alto en el camino, te mostraste excesivamente educado, charlasteis de cuatro tonterías, una perra que duerme en la cama y una cena que iba a hacer un amigo diplomático en la que todos estabais invitados menos yo. Ellos me miraban, con curiosidad, advirtiendo carne fresca. Se sentían seguros de lo que tenían, porque, plácidamente, se comieron un helado a cucharadas pequeñas. Te miré a ti y deseé que nos sucediera lo mismo, pero tú tienes claro que vamos por caminos diferentes, y sólo tú conoces las razones; nunca hablas por miedo a que te hieran. No hay rayo de sol tan poderoso que pueda derretir un corazón que no quiere sentir. La huella de tu amor se ha borrado como una pisada en un camino de nieve y no tienes valor para crear una huella nueva. Nos despedimos y echamos a andar, pero algo me decía que habías decidido quedarte parado, con la mente creando excusas de buena voluntad. Tus ojos habían dejado de mirarme fijamente. Es probable, que nada de esto ocurriera; como dice un sabio, las palabras no son la cosa.

martes, 23 de junio de 2009

Recuerdo de un día con humo

Amsterdam

En esta ciudad, la vida peatonal vale menos que una bicicleta mal aparcada.

martes, 16 de junio de 2009

Magia potagia

Pentagrama en el cielo

Money, Money

¿El capitalismo es el culpable de que nos amemos por dinero?

La verdad, no lo sé.

¿Entonces qué sabes?

Que me aburren tantas preguntas.

Nunca llegarás a ser perfecto si no descubres las respuestas.

Tú tampoco llegarás a ser perfecto, no tienes el suficiente dinero.

¡Despierta!

Una ola trae nuevas conchas hacia la orilla. Me gustan mucho los padres que se ahogan en los lagos. Me voy a esconder un rato. Hay una plaga elegante de polillas africanas. Pasean agarrados de la mano, pero no son capaces de saber si se aman. Tendremos que esperar a que el perro mee en la esquina. ¡Despierta! El odio ha dejado de bendecirnos.

No he dado cuerda al tiempo

Un suicidio ritual por desentrañamiento, aunque suene vulgar es efectivo. No sé nada de mí mismo. ¿No te gusta que durmamos juntos? El monstruo del mar se ha quedado en paro y los tiburones se aburren mordiendo piernas. Un hombre dice que va a comer veinticuatro horas seguidas. Quiere batir un record. Tanta imbecilidad destruye mi ánimo. Gracias por darme la llave, ¿eso significa que tengo permiso para entrar en tu culo?

Un hombre joven que no sabe cómo llegar a viejo

Grita más, para que nadie te escuche. No hagas tantos esfuerzos para menospreciarte. Si quieres un objetivo, yo te doy uno: Haz que tu vida no sea un laberinto. ¿Todavía sigues buscando un cojonazos? Te suena el estómago con tanto pulpo dentro. Te estoy siguiendo, pero tú no quieres verme. He encontrado el silencio en el fondo de la piscina y he descubierto que estoy cansado de simular que soy valiente. Nadie tiene derecho a nada. Por favor, no te olvides de coger el cargador del móvil.

Que la oscuridad localice cada rincón de tu cuerpo

Las hojas en blanco permanecen pegadas unas a otras, como si fueran niños del trópico de excursión por el polo norte. Por más que te esfuerces, las nubes no van a dibujar tu vida. He encontrado una muela en mi rollito de primavera. Está exquisito, ¿verdad? La vida es insoportable en un país de quejicas. Insaculo pensamientos para que el azar decida libremente. ¿Te imaginas que tienes que estar viajando todo el tiempo? Llegará un momento donde no sepas en qué país te despiertas. La memoria es el invento más devastador. La excentricidad sin elegancia se queda vacía. He dado un paseo por el campo y ahora siento que mi montaña de grasa ha disminuido. Además de las letras sobre el papel, también he descubierto la sombra de mis dedos. ¿Por qué nunca vemos las crías de paloma? La televisión se ha hecho esta pregunta. Suena el teléfono y lo cojo. Al otro lado, una voz dice lo siguiente: Me gustan los hombres que callan más cosas de las que dicen. De nada sirve saltar en paracaídas, si cuando llegues al suelo, tu vida va a seguir siendo tan triste como siempre.

lunes, 15 de junio de 2009

Las hormigas curan tus enfermedades a cambio de comida

La punta de un bolígrafo hizo esto

¿Es verdad que tienes una pierna ortopédica? ¿Es mentira que eres un sabio? Quieres pasar siempre inadvertido, pero hoy no puedes: date una ducha, hueles mal.

Recuerdo de una tarde de verano

La vela se ha convertido en humo.

El humo ha desaparecido en el viento.

El viento ha conquistado tu pelo.

Sería tan hermoso que te dejaras querer.

Feria de locos subiendo una montaña

Ya lo dijo San Juan de la Cruz: “La fe es una noche oscura”. Nos hará falta un hombre como tú cuando sea preciso volver a empezar. Rezo todos los días para que se muera mi marido. Soy especialista en inventarme a la persona que me conviene, pero nunca pasa a mi lado. El público aplaude sin sentirlo. No te preocupes, guardaré en esta caja tus dedos. La violencia es una acción equivocada, siempre. Por favor, contagia la alegría a tus hijos. ¿Hablamos? No me apetece, hay demasiada cafeína en tu cuerpo. Piénsalo, no es necesario que acumules todo lo que te gusta, eso no va a hacerte mejor persona.