miércoles, 15 de diciembre de 2010

Parejas

Sigo sin comprender qué es lo que lleva a pensar a determinadas parejas que, estar un año sin follar, durmiendo en la misma cama con la persona que supuestamente amas, es sinónimo de que no pasa nada. Nada, sí, nada ocurre, lo cual debería darles la posibilidad de pensar, y, sin embargo, no quieren, se niegan. Prefieren permanecer en la cama, muertos, sin nada que decir, viendo un absurdo programa de televisión o una de esas series que tan de moda están, por el simple hecho de que no aguantan verse solos. Sin darse cuenta de que, el mal más terrible y mortífero es verte solo en compañía indeseada.